Categoría: Oda al poeta Página 1 de 2

Primavera escrita en invierno y publicada en verano

Cerezo en flor. Fuente: www.ritapouso.com

Cerezo en flor. Fuente: www.ritapouso.com

Del polen que quedó enganchado a las patas de la abeja
cuando el insecto fue a beber del néctar de la flor,
ya solo queda la azucena.

De la semilla que mi abuela plantó en el terreno de Vigo
cuando el hueso fue el despojo de un tentempié entre horas,
ya solo queda el níspero.

Mi madre en los espejos

Margaritas rodeadas de margaritas. Fuente: www.ritapouso.com

Margaritas rodeadas de margaritas. Fuente: www.ritapouso.com

Mama; desde que empecé a viajar te he encontrado en todos los espejos de todos los países y todas las ciudades en las que he vivido.

En Marrakesh, aquella noche en la que rompí a llorar por perderme las Navidades en familia, te miré en el espejo del restaurante en el que trabajaba y me recordaste lo fabuloso que es gozar de la libertad de elección y que la decisión de seguir viviendo la experiencia árabe recaía únicamente en mí.

9 de abril

Abuelos

Abuelos. Fuente: www.ritapouso.com

Ya han pasado dos años desde tu último cumpleaños en persona y me parece inverosímil.

Inverosímil que tu cuerpo ya no esté presente y que le des alas a mi escritura, estancada y hecha trizas. No tan rota como mi corazón, abuelo, que tiembla cada vez que te pienso y que me duele cada vez que revivo esa última semana fatídica.

Je te vois partout

Abriendo ventanas, cerrando heridas. Besançon, 2018. Fuente: www.ritapouso.com

Abriendo ventanas, cerrando heridas. Besançon, 2018. Fuente: www.ritapouso.com

Digas lo que digas, quítame las telas que me impiden poros compartir.

Mi abuelo, mi superhéroe

Mi abuelo y yo. Fuente: www.ritapouso.com

Mi abuelo y yo. Fuente: www.ritapouso.com

Mi abuelo. Eres el hombre de mi vida, el que durante mi crecimiento ha desempeñado todos los roles que han vertebrado la evolución de mis genes. Has sido, eres y serás siempre la figura masculina imprescindible en mi vida. El taxista que más carreras ha hecho para llevarme al colegio y recogerme; el cocinero con más estrellas Michelin entre las paredes de nuestro hogar; el sherpa de mis mochilas repletas de libros y de mi guitarra; el guía de los viajes de Barcelona-Vigo en tren, coche o barco; el humorista de los chistes más repetidos de la historia; el cantante que más conciertos ha dado entre fogones y después del carajillo; el padre con “los hijos más guapos del mundo”; el abuelo con “los nietos más guapos del mundo” y el bisabuelo con “los bisnietos más guapos del mundo”.

Se ahorró la naturaleza la creación de otro ser humano para incluir mi figura de padre y abuelo en un solo cuerpecito. Y vaya ser. Tú no puedes ser humano, tú eres un superhéroe.

Amarte

El beso de Klimt en ruinas. Fuente: www.elespanol.com

El beso de Klimt en ruinas. Fuente: www.elespanol.com

Dime tú que no hubo amor en los besos que te di.
Dime tú que no sentiste la envoltura de mi piel, la que me arranqué para protegerte de las hienas.
Dime tú que no viste el corazón en mis pupilas, cuando me quedé sin voz por quererte doliendo.
Dime tú que no quise la mejor versión de lo que fuimos y que me conformé con medias mitades.
Dime tú que no te he dado todo lo que tenía, a pesar de no poder otorgarte mis huesos.
Dime tú que no te he abrazado sin dejar mis suspiros en tu alma.

Chiang Mai: mi primer amor

Mi mente, sentada en el sofá, devora continentes y recorre países. Se imagina Estambul, muy brillante, e Irán, extenso. Incluso de ella ha nacido la idea de unirlos a pie. Pero esa América, la más latina, tan capaz de comprender el sentido de una coma, un punto y una metáfora, me llama al ritmo de cumbias, rancheras y samba. Hay, sin embargo, un Atlántico que nos separa y que me bebería con tal de pisar ese sur, tan norte como el de arriba.

Chiang mai ciudad. Tailandia, 2014.

Chiang mai ciudad. Tailandia, 2014.

Ni tierra, ni mar, ni aire

Nacemos, crecemos y morimos. Es en el crecer donde prestamos más atención pues pasamos a ser dueños de nuestra conciencia y dejamos de ser guiados por otros, llámense abuelos, madres o tíos.

Sagrada Familia. Barcelona, 2017. Fuente: www.ritapouso.com

Sagrada Familia. Barcelona, 2017. Fuente: www.ritapouso.com

Katmandú llora monzón

En Nepal se conduce por la izquierda, dice la teoría. Sin embargo, muchos de sus habitantes decidieron ser más prácticos.

Niños. Katmandú, 2016. Fuente: www.ritapouso.com

Niños. Katmandú, 2016. Fuente: www.ritapouso.com

El mundo rendido ante ti

Te observan  las olas, con rabia. Desea su sal besar tus poros y sudar a través de tu piel. No puede. Se rinde.

Cogerte con pinzas. Bad Homburg vor der Höhe, 2015. Fuente: www.ritapouso.com

Cogerte con pinzas. Bad Homburg vor der Höhe, 2015. Fuente: www.ritapouso.com

Página 1 de 2

Copyright © 2022 ritapouso